Prueba diagnóstica que permite el registro de las cifras de presión arterial de forma continua durante un determinado período de tiempo preestablecido (generalmente 24 horas). El registro se realiza mediante el empleo de aparato conocido como holter de presión formado por un esfigmomanómetro portátil (aparato que mide las cifras de presión arterial) conectado a un grabador en el cual quedan registrados los datos obtenidos para su análisis posterior.

No existen contraindicaciones para realizar el estudio. El paciente debe comunicar a su médico si se encuentra bajo tratamiento médico al momento de realizar el estudio. Es una prueba diagnóstica segura y relativamente sencilla ampliamente utilizada en el campo de la Cardiología. Se utiliza para el estudio de pacientes en los que se sospecha puedan padecer hipertensión arterial, que no ha podido ser confirmada en la consulta del médico. Permite realizar un seguimiento de los pacientes hipertensos de difícil control y valorar la respuesta a diferentes tratamientos antihipertensivos o sus posibles modificaciones.

El paciente debe acudir al centro médico u hospital de referencia para la colocación del holter. El esfigmomanómetro (en forma de manguito) se coloca alrededor de uno los brazos (generalmente el no dominante), bajo la ropa; el grabador de bajo peso y pequeño tamaño suele colocarse sobre un cinturón o en el interior de un bolsillo. El estudio se realiza de forma ambulatoria, es decir fuera del centro médico u hospital, por lo que una vez colocado el holter el paciente pude proseguir con su actividad diaria habitual. No puede bañarse mientras tenga el holter puesto, ya que dañaría la máquina.

Durante el registro el esfigmomanómetro (manguito) se infla y desinfla de forma programada para realizar deferentes medidas de las cifras de presión arterial, el paciente debe intentar mantener el brazo inmóvil mientras el manguito permanezca insuflado, y puede sentir los movimientos del manguito, así como presión en la zona del brazo alrededor de la cual se encuentra situado. Puede aparecer sensación de hormigueo o de latido en el brazo en el cual se encuentra colocado el manguito cuando este permanece insuflado, en la mayoría de los casos se trata de una sensación temporal. En pieles sensibles, puede aparecer irritación (dermatitis de contacto) o un pequeño hematoma superficial en la zona sobre la cual se sitúa el manguito. Se le solicitará que anote determinadas circunstancias que a lo largo del día puedan producir variaciones en sus cifras de presión arterial tales como las horas de las que realiza las diferentes comidas, la toma de determinados fármacos, la realización de esfuerzos físicos, la hora en la que inicia el descanso nocturno, etcétera.

Al día siguiente de su colocación, debe ir al centro donde le fue instalado el holter, para ser retirado, obteniendo sus resultados posteriormente.

#ConociendoLosEstudiosCardiologicos#CardioAlianzaTips

 .

Déjanos un comentario:

*

Your email address will not be published.

¿Quieres llamarnos?        +562 2709 1523